Bandera de la Ciudad de Buenos Aires

Kiosco de La Floresta y Locomotora La Porteña

  Escudo de Floresta

Floresta: nombre dado por Ordenanza N° 26.607 B.M. 14.288

RECONSTRUYENDO LA IDENTIDAD

Lanzamos el proyecto "Mi Barrio"

Con la intención de reconstruir la historia simple y cotidiana, de sostener y preservar aquellos pequeños relatos atesorados por los vecinos de ayer, hoy y siempre, es que surge esta pequeña enciclopedia de historias orales, este proyecto que hemos llamado "Mi Barrio de Floresta". La importancia de la idea, la potencia de este sencillísimo acto, reside en que todos los habitantes del lugar podemos trabajar juntos para reconstruir la trama de la historia común que nos sustenta, de la identidad barrial que nos une y singulariza del resto de los porteños. Recuperar la historia oral es revalorizar la memoria colectiva.


Ver mapa grande

72.- Jorge E. Fernández jorgeedufer@fibertel.com.ar
Cardozo 39

Nací en Floresta y viví en Cardozo 39 durante 30 años. Les envío una breve narración de los picados que jugábamos en Cardozo y la vía. Espero les interese. Con gran afecto por el barrio: Jorge Eduardo Fernández

El Negro Loaiza

El negro Loaiza llegó al barrio una tarde cuando el picado ya había empezado. Jugábamos todos los días en la cortada de Cardozo y la vía. Se puso a mirar esperando que alguno lo llamara. Siempre faltaba alguien para que quedara parejo y así fue que entró a jugar.

De entrada se movía con cierta displicencia, como quien no quiere la cosa. Se mandó algunas gambetas para mostrar que sabía. El equipo para el que entró empezó a tener afano, y así nació una rivalidad que duró todos los años que compartimos.

Jamás pudimos jugar para el mismo equipo. Ya sabíamos que si él iba para un lado yo iba para el otro. Nunca lo volví a ver al Negro. Se fue del barrio cuando demolieron el conventillo donde vivía. Ninguno volvió a encontrarse con el Negro, ninguno de los que se fueron cuando demolieron el barrio. Siempre se pierde algo en las mudanzas y en las demoliciones. Yo me había olvidado del Negro, hasta que el otro día me acordé de aquella tarde en que no lo podía parar...

El Negro estaba inspirado, gambeteaba y me pasaba bailando, y se reía para adentro. Yo, cada vez lo cruzaba un poquito más fuerte, hasta que en una le di de punta en la canilla y le dejé marcadas con sangre las rayas de las Flecha. El Negro, tirado en el piso, en vez de enojarse se agarraba la pierna. La sangre roja en la piel negra. Tal vez fue ese día que descubrí la inevitable paradoja de la violencia, al sentirme tan cobarde como idiota...

Nunca me había acordado del Negro, ni siquiera en las reuniones con los amigos del barrio. Nunca me había vuelto a acordar del Negro hasta hoy. Se llamaba Héctor, pero pocos lo sabían. Era el Negro Loaiza. No usaba zapatillas de marca. En la calle sabía hacer la suya pero arrugaba. Su casa era muy rara, vivía al fondo de una casa que era de otro. Tenía una hermanita y la quería mucho. La llevaba a otra escuela, no a la que yo iba, y a la que él iba cada tanto.

Se fueron del barrio días antes de que la demolieran. Ninguno le preguntó a dónde iba a ir a vivir. Después volvió una o dos veces pero no a jugar. Desde entonces nunca más me había acordado de él, hasta hoy, por esas evocaciones de la vida.

  Volver a la página del proyecto "Mi Barrio"

29 de Agosto
Día del Barrio de
 Floresta

39.474 hab.
 2.4 km2
(
2.320.158,49 m2)
16447,5 hab/km2

21.395 Mujeres
18.079 Hombres
(Datos julio 2001)

FLORESTA
nombre dado por Ordenanza N° 26.607 B.M. 14.288

LIMITES
Av. Directorio,
 Portela, Cuenca, Av. Gaona Joaquín V. González, Juan Agustín García, Segurola, Mariano Acosta.

PERÍMETRO
7.523,45 m


FIRME NUESTRO LIBRO DE VISITAS


DolarPeso.com